Fibrosis Quística

 

La Fibrosis Quística (FQ) es una enfermedad hereditaria frecuente en todas las poblaciones humanas, particularmente en las personas de origen caucásico. Los enfermos tienen una combinación de afecciones pulmonares (neumonías recurrentes, sinusitis, bronquitis crónica), alteraciones digestivas (diarrea principalmente) con retraso del crecimiento y desnutrición y electrolitos en sudor elevados (niveles de sodio en el sudor mayores a >60mEq/Lt. Se estima que 1 de cada 800 a 1 de cada 2 mil niños de origen caucásico tienen FQ (WHO. 2002); mientras que en América Latina se observa en 1 de cada 8.500 niños para la población de México (Orozco et al. 2000) hasta 1 en 3.862 para los niños de Cuba(Collazo et al. 1995). En Colombia no existen reportes acerca de la incidencia real de la enfermedad; a través del análisis de portadores realizado por nuestro grupo, se ha estimado que la incidencia es de 1 en 7.056 nacidos vivos (Mateus H., datos no publicados).

Sin embargo, hasta el año 2000 se habían reportado en el país solo 350 casos de FQ (Daza, 2000) y hoy puede haber cerca de dos mil niños enfermos, cifra que supone un sub-diagnóstico, en parte debido al acceso limitado a medios de diagnóstico FQ es causada por mutaciones en un gen que regula el paso de cloro a través de la membrana de la célula y llamado CFTR. Se han informado cerca de 1800 variantes y mutaciones de este gen que causan enfermedad, algunas con variaciones regionales en su frecuencia. La mutación más frecuente en todo el mundo es llamada F508del y está presente en más del 60% de los enfermos, pero en Colombia la frecuencia oscila entre 38% y 48%. Dentro de las mutaciones que causan FQ hay mutaciones puntuales (que afectan una o pocas bases de la secuencia de ADN) y deleciones o duplicaciones de segmentos internos del gen. Cerca del 50% de las mutaciones del gen CFTR en los niños colombianos con FQ son desconocidas y esto se debe a que las pruebas de diagnóstico no abarcan el estudio de todo el gen (Keyeux et al, 1997. Restrepo et al, 2000), en contraste con otros países donde éstas alcanzan solo el 20% (Sthrumann et al, 1997; Tztetis et al, 1997; Cutting et al, 1992).

Esta limitación representa problemas adicionales como son la no identificación de todos los niños enfermos, el diagnóstico temprano y el hecho de que el no conocer la mutación no permite predecir si la enfermedad será leve o más severa, correlación que permite hoy a niños de otros países recibir un tratamiento individualizado de acuerdo con las mutaciones halladas en el gen CFTR. FQ es una enfermedad de herencia autosómica recesiva, para la cual los dos padres de los niños afectados son portadores sanos de una mutación y un 25% de los hijos o hijas de esta pareja parecerán la enfermedad. La importancia del diagnóstico temprano, una vez inician los primeros síntomas e incluso al nacimiento facilitan el inicio de una terapéutica temprana que produce beneficios en el crecimiento y la nutrición (Farrel et al, 2001), el desarrollo mental y neurológico de los pacientes (Koscik et al, 2005), reducción en las hospitalizaciones, suministro de medicamentos y recaídas (McKay, 2007). Adicionalmente, y por ser la FQ una enfermedad hereditaria, el diagnóstico temprano ayuda a los padres, conocer el riesgo de la enfermedad en los futuros hijos y el reconocimiento de opciones reproductivas que evitan el nacimiento de nuevos afectados. Genética Molecular de Colombia ofrece a los niños y adultos enfermos con FQ y a los médicos que tratan a estos pacientes, el diagnóstico por secuenciamiento completo del gen y el estudio de deleciones y duplicaciones, en una prueba de diagnóstico realizada en Colombia.

Referencias

Collazo T, Magarino C, Chavez R. Suardiaz B, Gispert S, Gomez M, Rojo M, Herredero L. (1995) Frequency of delta-F508 mutation and XV2C/KM19 haplotypes in Cuban cystic fibrosis families. Hum Hered 45, 55-57. Cutting G, Curristin S, Nash E, Rosenstein B, Lerer I, Abeilovich D, Hill A, Graham C. (1992) Analysis of four diverse populationm groups indicates that a subset of cystic fibrosis mutation occur in common among Caucasians.; 50: 1185-94. Daza W, Contreras LS, Dadan S, Barrera L. (2000) Qué es una clínica de Fibrosis Quística. Plenum Pediátrico. Sociedad Colombiana de pediatría. Marzo 2000. Farrell PM, Kosorok MR, Rock MJ, Laxova A, Zeng L, Lai HC, Hoffman G, Laessig RH, Splaingard ML.Early diagnosis of cystic fibrosis through neonatal screening prevents severe malnutrition and improves long-term growth. Wisconsin Cystic Fibrosis Neonatal Screening Study Group.Pediatrics. 2001 Jan;107(1):1-13. Keyeux G, Rodas C.(1997) Las múltiples caras de la fibrosis quística. Universitas médica; 38 (1): 19-24. Koscik RL, Douglas JA, Zaremba K, Rock MJ, Splaingard ML, Laxova A, Farrell PM.Quality of life of children with cystic fibrosis.J Pediatr. 2005 Sep;147(3 Suppl):S64-8. McKay KO. Cystic fibrosis: benefits and clinical outcome.J Inherit Metab Dis. 2007 Aug;30(4):544-55. Orozco l, Velasquez R, Zielenski J, Tsui LC, Chavez M, Lezana JL, Saldana Y. Hernandez E, Carnevale A. (2000) Spectrum of CFTR mutations in Mexican cystic fibrosis patients: identification of five novel mutations (W1098C, 849delT, P750L, 4160insGGGG and 297-1G>A). Hum Genet 106: 360-65. Restrepo M, Pineda L, Rojas-Martinez A, Gutierrez C, Morales A, Gomez Y, Villalobos M, Borjas Z, Delgado W, Myers A, Barrera-Saldaña H. (2000) CFTR mutations in three latin american countries. Am. J. Med. Genet; 91(4): 277-279. Stuhrmann M, Dork T, Fruhwirth M, Golla A, Skawaran B, Antonin W, Ebhardt M, Loos A, Ellemunter H, Schmidtke A. (1997) Detection of 100% of the CFTR mutations in 63 families from Tyrol . Clin Genet; S2: 240-6. Tzetis M, Kanakavis E, Antoniadi T, Doudonakis S, Adam G, Kattamis C. (1997). Characterization of more than 85% of cystic fibrosis alleles in the Greek population, including five novel mutations. Hum Genet; 99: 121-5. World Health Organization (2000) Classification of Cystic Fibrosis and related disorders. Report of a joint WHO/ICF(M)A/ECFS/ECFTN Meeting. Stockholm, Sweden, # June, 2000